| CULTURA Y EVENTOS

Arrieta, Fassi y la familia Reimer en el Día de la Memoria

Encabezaron los actos realizados en el Instituto Cultural, el Concejo Deliberante y el óvalo de acceso a la ciudad.

En el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, este viernes 24 de marzo la intendente municipal Marisa Fassi y el diputado nacional Gustavo Arrieta encabezaron en Cañuelas junto a María Luján "Maruca" Ramos de Reimer y familia una serie de actos conmemorativos en el 41° aniversario del golpe de estado de 1976.

En el Patio de la Memoria del Instituto Cultural Cañuelas las autoridades descubrieron una escultura y placa evocativa, simbolizando el pañuelo blanco de las Madres de Plaza de Mayo, obra que se suma a la escultura y placa ya existentes conmemorativas de Esteban Reimer, detenido desaparecido en 1977.

Hablaron la Prof. Miriam Menchaca y la intendente Marisa Fassi, quien recordó momentos de su infancia cuando visitaba a Maruca, destacando su fuerza, su energía y su lucha permanente. "Nunca Más queremos que una familia pase el dolor que pasaron ustedes” resaltó la jefa comunal. 

A continuación se trasladaron hasta Concejo Deliberante donde junto a una nutrida columna de militantes de distintas agrupaciones políticas y sociales, se depositó una ofrenda floral en la escultura que corona la entrada al Concejo Deliberante, realizada por el artista “Lenchi” Ramos.

Allí Malena -hija de Reimer- recordó a su padre y expresó cómo su lucha se ve continuada cuando se ganan derechos; cuando se amplía la inclusión; cuando las organizaciones comunitarias trabajan por el bien común.

Finalizando las actividades los asistentes se dirigieron hacia el monumento a Esteban Reimer ubicado en el óvalo de acceso a Cañuelas, realizado por la artista plástica cañuelense Francisca Verd, donde el diputado Arrieta acompañado por Marisa, Maruca Ramos Reimer y familia entregaron una segunda ofrenda floral.

El escritor Juan Manuel Rizzi compartió con los presentes un poema evocativo de su libro “La Quema”, alusivo a la fecha y al flagelo sufrido en épocas de la dictadura, seguido por un sentido homenaje a las Madres de Maruca Ramos, quién puso en el micrófono a modo de homenaje el pañuelo blanco de Laura Bonaparte, reconocida luchadora por los derechos humanos, miembro de las Madres de Plaza de Mayo que la acompañó durante los primeros años de lucha y búsqueda, y emocionó a los presentes con su mensaje y su ejemplo de lucha y de vida. 

El diputado Gustavo Arrieta recordó esa oscura etapa de la historia nacional y la necesaria autocrítica de todo el arco político que de alguna manera facilitó o permitió las aberraciones ocurridas en ese momento histórico. 

INFOCAÑUELAS

 

Comentarios de los lectores