| CULTURA Y EVENTOS

Cañuelas será sede de un curso de bioconstrucción

Se realizará del 25 al 28 de febrero en la ecoaldea Nakkal. Cómo construir un hogar en equilibrio con la naturaleza y que promueva el ahorro energético.

Del 25 al 28 de febrero de 2017 se llevará a cabo en Centro Nakkal el Curso Introductorio de Bioconstrucción, dirigido a “quienes quieran proyectar e involucrarse en el diseño y construcción de su hogar, proyectando junto con la naturaleza”, según reza la convocatoria.

El Centro Nakkal de Aprendizajes para la Autonomía, que funciona dentro de la Ecoaldea Centro Nakkal (ubicada sobre ruta 3, cerca del camino del Potro, en el partido de Cañuelas) surge de la demanda de muchos visitantes casuales y de voluntarios frecuentes a esta comunidad de sistematizar conocimientos e información vinculada con el modo de vida autosustentable, las tecnologías ambientalmente apropiadas, las construcciones naturales y otros saberes relacionados. 

Surge también del propio deseo de los fundadores de la Ecoaldea de que la misma se convierta en un espacio de investigación, aprendizaje y difusión de formas de vida social, ecológica y económicamente sostenibles, incorporando la premisa fundamental de que el hombre es parte de la naturaleza.

El curso que se dictará el último fin de semana del mes, recorre todas las etapas del diseño y construcción con barro: evaluación de las características de la bio región, composición de la tierra y mezclas apropiadas, técnicas de construcción, replanteo en terreno, revoques, techos vivos. 

“Si bien es un curso introductorio, la propuesta es que las personas se lleven una idea general de lo que pueden o no hacer según el lugar donde planifiquen sus viviendas y de cuáles son las posibilidades que brinda el barro como material de construcción natural. Y lo más importante, que se apropien de la idea de que son capaces de construir sus hogares en forma autónoma. Apuntamos a animar a la gente a perderle el miedo al hacer”, dice Vicky Sostres, la arquitecta especializada en bioconstrucción que facilitará el desarrollo del curso.

Ella es, además, junto con su compañero, fundadora de la Ecoaldea y diseñadora y constructora de todas las edificaciones que hay en la misma. Todas basadas, por supuesto, en los principios de la Arquitectura Natural.

La bioconstrucción o arquitectura natural, nos cuenta, es un sistema de edificación concebido para provocar el menor impacto ambiental posible, entendiendo que todo acto humano tiene algún grado de huella sobre la naturaleza. La construcción ecológica, entonces, se basa en el empleo de materiales naturales y en una profunda observación de las características del lugar en donde se va a edificar, reconociendo que los materiales que prevalecen en cada bio región son los más adecuados para ese lugar. 

Tiene además como objetivo el diseño de edificios eficientes energéticamente. Esto implica incorporar sistemas que aproveche los recursos que la naturaleza brinda, como la energía solar para calefaccionar o el aire y el agua para refrigerar, evitando o reduciendo considerablemente el uso de fuentes de energía tradicionales. También supone la incorporación de tecnologías apropiadas para el tratamiento de efluentes y otros desechos domésticos.

Pero la bioconstrucción “bien entendida” implica, además, según los moradores de la Ecoaldea, la dimensión humana y social. “Queremos transmitir el conocimiento, la técnica pero, también queremos transmitir el sentir que hay detrás de este tipo de trabajo constructivo. A nosotros nos ha servido para consolidarnos como comunidad: el trabajar juntos, apostar a un proyecto común y arremangarnos todos para que se concrete. Acá todos aportamos, desde el lugar de cada uno, nuestro bollito de barro.”

En el quehacer cotidiano de esta comunidad la cooperación se detecta a simple vista: mientras unos planifican las próximas obras en el galpón de uso comunitario, otros preparan la merienda para compartir al final de la jornada. En una vivienda que hay en construcción, dos niños muy pequeños con palas a medida ayudan con la carga de baldes de arena y tierra que los adultos convierten en mezcla para revoque. Una mujer mayor ameniza el trabajo con un tereré fresco. En los rostros de todos se reconoce la satisfacción de saberse parte de un propósito que trasciende el interés personal.

VÍAS DE CONTACTO 

Para más información sobre el curso de bioconstrucción y otras actividades de Centro Nakkal escribir a centronakkal@gmail.com o por mensaje privado a FB: EcoAldea Centro Nakkal.

INFOCAÑUELAS

Comentarios de los lectores