| CULTURA Y EVENTOS

Dos emprendimientos de Cañuelas participan en el Festival Nacional de Luthería

Mariano Aprile, Lucas Fink y Ezequiel Pérez, junto a más de cincuenta luthiers del país, exhiben sus instrumentos artesanales en el CCK.

Múyuq, uno de los emprendimientos locales.

Dos emprendimientos de Cañuelas integran el Festival de Luthería que del 18 al 21 de mayo reúne en el CCK a 60 luthiers de todo el país, ofreciendo al público instrumentos artesanales de cuerda, viento y percusión.

Se trata de Instrumentos Amanha, de Mariano Damián Aprile; y Muyuq- Instrumentos en Armonía, de Lucas Fernando Fink y Ezequiel Pérez.

La cuarta edición de esta feria organizada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, contará con un cronograma de seminarios y espectáculos. 

Está confirmada la presencia de Hugo Domínguez, el luthier del grupo "Les Luthiers"; la música de Ernesto Snajer y Juan Falú, charlas sobre luthería a cargo de especialistas y el estreno de documentales sobre el tema.

Será además una oportunidad única para comprar instrumentos realizados en distintas provincias del país elaborados en la mejor calidad; una ocasión de ejercer el consumo responsable, apoyando una actividad que se transmite de generación en generación.
 
LOS EMPRENDIMIENTOS DE CAÑUELAS

• INSTRUMENTOS AMANHA - MARIANO DAMIÁN APRILE

En búsqueda constante de sonidos y culturas musicales relacionadas con la percusión africana y latinoamericana, Mariano Aprile elabora artesanalmente kalimbas, shekeres y afuches, a partir de calabazas "peregrino" de cultivo orgánico propio, combinadas con otros elementos naturales como el bambú, la madera y las semillas. 

Los instrumentos surgen a partir de las formas que propone la naturaleza, y el producto final se reviste con una capa de cera de abejas extraída de panales propios, evitando así el uso de productos químicos industrializados.

 

 

• MUYUQ - INSTRUMENTOS EN ARMONÍA 

Lucas Fink y Ezequiel Pérez querían hacer música con sus propios instrumentos y reciclar materiales que estaban en su entorno. Hoy son auténticos luthiers que elaboran instrumentos con acero reutilizado a través de un tratamiento especial de templado.

El resultado es una mayor cantidad de armónicos y una sonoridad particular en una superficie más pequeña que la del común de instrumentos del mismo rubro. Así se obtienen creaciones de gran calidad, más livianas, pequeñas y transportables.

También realizan tambores armónicos dobles (Steel Tongue Drum), con notas en ambas caras del instrumento, lo que les permite elaborar piezas de hasta 17 notas.

Pero el niño mimado es el modelo “Campana”, único en el mercado. Se trata de la combinación de dos instrumentos: un tambor armónico más un cuenco sonoro. Mientras el cuenco produce una vibración constante que habilita sonidos agudos, el tambor suma escala melódica a la pieza.

INFOCAÑUELAS

Comentarios de los lectores