| CULTURA Y EVENTOS

Humberto Pouchulú visitó los campos de Auschwitz

El bailarín cañuelense, en el marco de su gira europea, recorrió el campo de exterminio de la Alemania nazi, donde pidió un perdón a la humanidad.

Desde hace dos semanas Humberto "Puchu" Pouchulú se encuentra en Europa recorriendo diversas ciudades para brindar seminarios y workshops de tango. Durante su estadía en Polonia aprovechó para visitar los campos de concentración de Auschwitz ubicados en la localidad de Oswiecim, a 70 kilómetros de Cracovia, y cumplir con una promesa que le realizó a una sobreviviente del nazismo: llevar una carta a ese lugar del horror, derramar lágrimas por ella y pedir un perdón a la humanidad.

"Conocí a esa mujer bailando en la Confitería Ideal en mis primeros años de bailarín, allá por 2008. Tendría cerca de 70 años. No supe su nombre ni la volví a ver, pero me conmovió su terrible historia. En su rostro vi mucha tristeza y soledad cuando me contaba todo lo que tuvo que hacer para salvarse" relató Pouchulú a InfoCañuelas.

La imagen de aquella mujer quedó dando vueltas en su cabeza. Prometió que algún día la transformaría en lágrimas. "Escribí una carta, la metí en una botella de agua, el papel perdió su tinta y se deshizo en fibras y de esa manera su historia se convirtió en lágrimas que fui esparciendo por el campo de Auschwitz y Birkenau. Fue la manera que encontré, como ser humano, de pedir perdón por tanta atrocidad".

Sobre la visita al campo de concentración, donde se pueden ver los barracones, los cabellos y zapatos que eran arrancados a los prisioneros, los trenes en los que llegaban y los hornos de incineración, reconoció que fue una experiencia por momentos insoportable. "Muchos no pudimos evitar el llanto. Para la conciencia humana es muy recomendable".

Y como en todos sus viajes, Pouchulú estuvo acompañado por una bandera de Cañuelas que lució en la entrada de Auschwitz, bajo el cartel con la frase “Arbeit macht frei” (el trabajo te hace libre) con el cual los nazis intentaban hacer creer a los prisioneros que podrían ser libre en algún momento. Así comenzó su recorrido por la "fábrica de la muerte" y de la memoria.

 

 

INFOCAÑUELAS

Comentarios de los lectores