| CULTURA Y EVENTOS

Ramón Costilla asumió como párroco de Cañuelas

Lo hizo este domingo 15 en una misa concelebrada por el obispo Gabriel Barba y el padre Virginio Isoton. Galería de fotos.

El padre Ramón Ignacio Costilla Bazán tomó posesión de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Cañuelas durante una homilía realizado el domingo 15 de enero, encabezada por el obispo de la Diócesis de Gregorio de Laferrère, monseñor Gabriel Barba.

Tras un breve interinato del padre Virginio Isoton, Costilla fue convocado para sustituir al padre Walter Bejarano, desplazado sorpresivamente en noviembre pasado al cumplirse un año de su designación.

Costilla, de 59 años, nació en un pueblo rural de Tucumán, en el seno de una familia de once hermanos. De niño trabajó en la cosecha de la caña y del tabaco. A los 21 años se trasladó a Buenos Aires, donde fue empleado de fábrica de lavarropas y secarropas Drean. Se ordenó en 1991 y desde 1998 se encontraba al frente de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Rafael Castillo, una zona populosa donde además conducía varias capillas y comedores de Cáritas.

Tras la fallida experiencia de Bejarano (un párroco politizado por su paso por el municipio, donde fue director de Prevención de Adicciones en la gestión de Gustavo Arrieta) Barba apostó por un sacerdote de perfil bajo, dialoguista y muy apreciado en su comunidad de origen.

Fotos Gentileza Gabriel Young.

INFOCAÑUELAS 

 

Comentarios de los lectores