| CULTURA Y EVENTOS

Rechazan críticas a los desfiles de belleza

Tras la Fiesta de la Cerveza surgieron voces que cuestionaron la elección de la Reina por considerarla una "cosificación" de la mujer. Andrés Rospide, asesor de los certámenes que se realizan en Cañuelas, brindó su punto de vista.

Andrés Rospide.

La reciente elección de la Reina de la Cerveza en Uribelarrea despertó críticas desde la agrupación feminista "Pan y Rosas".

"En festivales como el de Uribelarrea se sigue promoviendo la elección de reinas y princesas. Esta práctica significa un claro ejemplo de cosificación hacia la mujer. Nuestros cuerpos son tratados como objetos de consumo que pueden ser calificados y aplaudidos" señaló Jésica Lavia, referente de la agrupación.

Luego agregó: "Esta clase de eventos promueve un único tipo de mujer, en los que debemos responder a los cánones de belleza que impone el mismo sistema patriarcal que nos oprime" en un comunicado que fue avalado por el Frente de Izquierda.

A pocos días de la Fiesta del Dulce de Leche, donde se realizará la elección de la Reina, Andrés Rospide, organizador de eventos y coordinador del certamen, rechazó las críticas.

"Comencé a trabajar en la Fiesta del Dulce de Leche en 2014. Una de la primeras medidas que implementé fue eliminar la pasada en traje de baño; y unificamos el vestido para todas las chicas, con el objetivo de evitar diferencias. Cuando me hice cargo de la fiesta de Uribe apliqué los mismos criterios".

"Desde entonces -agregó Rospide- han desfilado todas las chicas que quisieron, desde flacas hasta gorditas, altas o de baja estatura. Las fiestas que hacemos en Cañuelas tienen un carácter familiar, hay todo un grupo de amigas y familias que siempre está alentando; y de hecho hay chicas que han participado varias veces porque es una experiencia que disfrutan mucho".

Reconoció que en el caso de la Fiesta del Dulce de Leche se sugiere una estatura mínima porque la Reina luego tiene la posibilidad de participar en fiestas provinciales o nacionales donde se etablece el mismo requisito. "Pero si las postulantes no cumplen con los requisitos, pueden desfilar igual; siempre lo han hecho".

Rospide también destacó en la última fiesta de Uribe "se anotó una chica que padece pánico escénico y que lo tomó como una terapia. Se entrenó con todas las demás y cuando logró hacer sus pasadas vino a saludarme muy agradecida porque pudo animarse y desfilar ante el público. 'Estoy muy feliz porque pensé que no me iba a animar´ me dijo".

"Si nos quedamos solamente con la idea del desfile pareciera una exposición de cuerpos, pero no es así. Detrás hay todo un trabajo de cuidados, de acompañamiento, de compañerismo entre las chicas y de objetivos. Muchas desfilan porque quieren dedicarse al modelaje y les parece una posibilidad de ir ganando experiencia. Otras se presentan porque lo tienen como hobby, pero en definitiva todas desfilan porque se sienten muy bien haciéndolo".

INFOCAÑUELAS

 

Comentarios de los lectores