| CULTURA Y EVENTOS

Roncoli presentó su libro entre amigos

Estuvieron Carlín Calvo y varios jugadores emblemáticos del CFC. También hubo un homenaje a Raúl González.

El cañuelense Daniel Roncoli encabezó el viernes último en Hueney la presentación de su tercer libro, "Canilleras en el alma", con la visita de su amigo y compañero de elenco Carlín Calvo en "Extraña pareja".

El actor estuvo sólo media hora porque a la medianoche tenía que retomar los ensayos con Pablo Rago en vísperas de la reposición de la obra en la cartelera marplatense.

Pero esos minutos le alcanzaron para repasar anécdotas de su participación en "El equipo de los galanes", un grupo de famosos que a fines de los ochenta recorría el país haciendo partidos a beneficio.

Así como en sus libros anteriores Roncoli se detuvo a recordar la trayectoria de figuras emblemáticas del CFC como el "Flaco" Perrotta, "Titi" Parodi o "Moyito" Junco, en "Canilleras en el alma" realiza un cálido homenaje a Raúl González, el mejor número 2 que tuvo la institución albirroja en toda su historia.

González, fallecido hace pocos meses, expresó su deseo de que sus cenizas fueran esparcidas en la cancha del CFC, deseo que cumplieron su familia y varios compañeros de equipo.

A partir de este hecho, Roncoli escribió "Cenizas del paraíso", un texto de un enorme vuelo poético que pinta la entrega de González en la cancha y que se constituye en homenaje póstumo a un jugador que en vida tal vez no tuvo el justo reconocimiento de su pueblo.

La familia de Raúl acompañó la presentación y le agradeció a Roncoli el gesto de haberlo traído del olvido.

Nancy Pellucchi, Armando Bustos y Raúl Valobra leyeron distintos pasajes del nuevo trabajo, acompañados por el excelente guitarrista Carlos Astudillo.

La presentación de Canilleras... -auspiciada por El Ciudadano e InfoCañuelas- también sirvió para juntar a varios de los mejores jugadores que vistieron la casaca albirroja en la era de la divisional D.

Estuvieron "Coquito" Maestu, Oscar Aguirre, el "Bulldog" López, el "Gringo" Vai y Raúl Edmundo Wensel, entre otros, además del anfitrión, Daniel Lespada.

En nombre de sus compañeros, Lespada anunció que en breve colocarán una placa de homenaje a González en el estadio Arín.

Más tarde, durante una cena que compartieron en La Huerta, surgió la idea de juntar a todos los jugadores de la época y hacer un partido exhibición a beneficio de alguna institución intermedia.

De esta manera, "Canilleras en el alma" cumplió su objetivo de rescatar, a través de la literatura, la amistad, el compañerismo y el amor al fútbol por encima de todas las cosas.

INFOCAÑUELAS

Comentarios de los lectores