| INFORMACIÓN GENERAL

Críticas de la Cámara al proyecto tributario municipal

La entidad tildó de "demagógico" el descuento del 50 % de la tasa de Seguridad e Higiene porque alcanza "a un pequeño sector" del padrón comercial. Y destacó que en la misma ordenanza se promueve una moratoria "que beneficia a los morosos".

La Municipalidad de Cañuelas presentó esta semana en el Concejo Deliberante un proyecto que declara la emergencia "Comercial e Industrial" en el Partido de Cañuelas, y en esa línea promovió un descuento de hasta el 50 % en la tasa del Seguridad e Higiene para los comercios monotributistas e industriales de la misma categoría. En la misma ordenanza se promueve una amplia moratoria de tasas por sesenta días.

El proyecto del Ejecutivo no prosperó en la asamblea del miércoles pasado por falta de quórum (el bloque de Cambiemos se retiró antes del inicio y el oficialismo contaba con sólo 9 concejales dentro del tiempo reglamentario de la sesión, aunque la sesión se inició de todos modos con la llegada del concejal Zampone fuera de horario). En consecuencia se convocó a una extraordinaria para la semana que viene.

En respuesta a la iniciativa del Ejecutivo la Cámara de Comercio difundió un comunicado criticando duramente el proyecto tributario al que califican como "proselitista y demagógico". 

"La cámara comercial e industrial informa y aclara: la tasa como tal, exige la efectiva prestación de un servicio divisible. En el caso de la tasa de Inspección por Seguridad e Higiene es para verificar el estado de salubridad, seguridad e higiene, de un local debidamente establecido. Antiguamente el emprendedor debía contratar una empresa consultora, con profesionales en la materia, para recibir el asesoramiento necesario y exigible en materia de Seguridad e Higiene, para toda persona que constante o eventualmente transite el espacio en cuestión, para su correcta habilitación y a futuro certificar semestralmente el perfecto estado del espacio comercial, dicho servicio debía ser solventado por el negociante. Las Municipalidades que requerían este servicio al emprendedor, pasaron a proveerlo a cambio de una suma de dinero que varía según determinados parámetros, teóricamente progresistas. La teoría y las leyes definen el sentido y aplicación de la Tasa pero en la práctica, el Municipio de Cañuelas solo se dedica a cobrarla.

EMERGENCIA COMERCIAL E INDUSTRIAL:
El proyecto de ordenanza elevado por el Ejecutivo Municipal al Concejo Deliberante sostiene, en el CONSIDERANDO, las hipotéticas ventajas obtenidas en la década pasada: multiplicando las fuentes de trabajo, criticando, y con razón, los desmesurados aumentos de servicios (luz, gas, teléfono, que guste o no, lo recibimos), pero obviando el brutal aumento de las Tasas locales, que en muchos casos no cuentan con contraprestación alguna, ejemplo Tasa por el servicio de inspección de Seguridad e Higiene y el resto son deficientes.

En la ordenanza propiamente dicha, solo 4 de los 26 artículos hablan de la Emergencia Comercial e Industrial, el resto se ocupa de promover un Régimen de Regulación Tributaria, alias MORATORIA, verdadero, pero no único fin de la mencionada ordenanza, hasta ahora podemos agregar: Proselitismo y Demagogia. 
 

Toda MORATORIA y principalmente esta, beneficia al moroso por sobre el puntual pagador, despojando de toda justicia y beneficios a los que se esfuerzan y cumplen puntualmente con su obligación.

Con respecto a la Emergencia Comercial, parecería que los únicos que la sufren son los ALGUNOS CONTRIBUYENTES, el resto del universo comercial e Industrial no tienen ningún tipo de Contingencia, por lo que no guarda coherencia con el CONSIDERANDO de la propia Ordenanza propuesta, o bien solo es una mera mascarada? Al alcanzar a pequeños comercios, reduce el universo a solo emprendedores monotributistas y que estén al día en TODAS sus Tasas, por lo que el mismo universo sigue reduciéndose, a no ser que se acoja a la MORATORIA que se propina y que a la postre es uno de los verdaderos motivos de este proyecto.

Se condona el 50% y de tres o dos bimestres, según sus respectivos vencimientos, así que los comercios que se benefician con dicha EMERGENCIA, son indiscutiblemente bastante pocos. Dichos emprendedores tributan bimestralmente la suma de 14 o 23 módulos, según su caracterización de la Ordenanza Fiscal en curso, dichos módulos multiplicados por $ 42,00, que es el valor unitario de cada uno, sumarian $ 588,00.- y $ 966,00.- respectivamente Y bimestralmente. Suponiendo el valor de tres bimestres la suma real a abonar sería de $1.764.- y $2.898.- por lo que la reducción sería de $ 882.- y $1.449.-.- en total por la duración de la EMERGENCIA dictaminada. 
 

Nadie desprecia esas sumas, pero si a una EMERGENCIA se la combate ayudando a solo un grupo minúsculo de emprendedores, que estén al día y con solo la rebaja expuesta, sobre solamente un servicio de inexistente prestación, algo no está cerrando. A su vez se crea El Padrón de Buena Conducta Fiscal, alias VERAZ, por lo que el que se atrasa figurara en un listado, tal los de las épocas setentistas.

El resto de los emprendedores, sumamente mayoritario, Pymes, comercios, Industrias, etc. no es tomado en cuenta o a su consideración no sufren ningún tipo de EMERGENCIA, entonces en qué quedamos?, para quien es la emergencia?, Solamente para unos pocos, bastante pocos. Quizás otro motivo u objetivo oculto es lanzar una MORATORIA y dejarle a la empresa que tiene intenciones de tercerizar la cobranza municipal, el camino lo más allanado posible para llevarse parte de nuestro tributo. 

Esto no es una EMERGENCIA COMERCIAL E INDUSTRIAL, porque aparentemente afecta a unos pocos, esto sería una EMERGENCIA RECAUDATORIA MUNICIPAL, porque se propicia una MORATORIA, para recaudar aún más.

Llamemos a las cosas por su nombre: Moratoria, Veraz y Arreglo con terceros que se llevarán parte de lo nuestro.

INFOCAÑUELAS

Comentarios de los lectores