| INFORMACIÓN GENERAL

Devolvieron el celular "birlado" en Doña Julia

Tras la publicación de las imágenes captadas por una cámara de seguridad, la hija de la mujer que lo sustrajo se dirigió al local y pidió disculpas.

La cámara de seguridad grabó la maniobra.

El sábado 25 de noviembre a las 19.40 tres mujeres (una abuela, su hija y su nieta) ingresaron al local de pastas Doña Juliapara comprar ravioles. En un momento de distracción de la comerciante, la señora mayor tomó un celular que se hallaba junto a una balanza y luego de sonreír y ocultarlo entre sus ropas salió del comercio mientras su hija terminaba de pagar la compra.

Horas más tarde, cuando la propietaria de Doña Julia no encontraba su móvil, revisó las imágenes de la cámara de seguridad y descubrió a la autora del robo. La viralización de las imágenes en las redes sociales y su reproducción en InfoCañuelas tuvo un efecto aleccionador.

"Hoy vino la hija de la señora a devolverle el celular a mi mamá. Por lo menos tuvo las agallas de venir, dar la cara y pedir disculpas" dijo a InfoCañuelas Julián Zavala, hijo de la propietaria.

Elizabeth, la hija de la mujer que se llevó el aparato, también se comunicó con este portal para expresar sus públicas disculpas por lo ocurrido.

"Cuando estaba sucediendo esto, le dije dos veces a mi mamá que no agarrara el celular, que yo no me iba a hacer responsable. Ella lo agarró igual creyendo que un cliente se lo había olvidado al lado de la balanza. Realmente no sé por qué actuó así, pero bueno,  ya está hecho" expresó la mujer, quien este viernes se dirigió al comercio para hablar con la dueña.

"Como me enojé tanto con mi mamá, ella después tuvo la intención de devolverlo, pero no lo hizo porque está en cama con neumonía. Ante la publicación de las imágenes, no quise esperar más tiempo y lo devolví yo misma. Tuve que dar la cara por ella. Nunca viví algo así y me siento muy mal por lo sucedido. Agradezco que la señora del comercio haya aceptado mis disculpas", concluyó la mujer.

INFOCAÑUELAS

 

Comentarios de los lectores