| INFORMACIÓN GENERAL

Fassi y Arrieta asistieron a un congreso en la Santa Sede

Presenciaron una conferencia sobre tráfico de órganos coordinada por el obispo canciller Marcelo Sánchez Sorondo.

Fassi y Arrieta en el predio de la capilla Sixtina.

Tras una invitación especial del Canciller de la Academia de Ciencias Pontificias del Vaticano, Marcelo Sánchez Sorondo, la intendente Marisa Fassi y el diputado nacional Gustavo Arrieta presenciaron el congreso denominado "Tráfico de órganos y turismo de transplantes".

En la sede de la Academia Pontificia de las Ciencias situado en el predio de la Capilla Sixtina, cientos de líderes religiosos de todo el mundo debatieron, en una convención promovida por el Papa Francisco, el drama actual del tráfico de órganos, considerado por Su Santidad como una de las nuevas “formas de esclavitud”.

Fassi y Arrieta presenciaron el encuentro del que participan especialistas de 40 países con el objetivo de concienciar a nivel global del alcance y la gravedad de esta problemática, y a la vez “sentar bases para hallar soluciones adecuadas, basadas en la dignidad humana, la libertad, la justicia y la paz”, según un comunicado del organismo.

Si bien Argentina no integra el ranking de los países con mayores índices de dicho delito, los expertos llaman a gobiernos regionales y comunales a plantearlo en la agenda como uno de los temas que forma y formará parte de la lucha contra las desigualdades y la explotación que dichas asimetrías genera.

Existen verdaderas organizaciones en todos los continentes, sobre todo en los países más pobres del mundo, integradas por jefes de estructuras mafiosas, gestores de órganos, asociaciones ilícitas y profesionales médicos que se dedican explícitamente al tráfico de órganos y al turismo de transplantes para generar ganancias millonarias para quienes las estimulan; de la misma manera que construyen exclusión, desesperanza y muertes en los pobres y marginados del mundo. 

En el caso de Argentina, si bien no hay una alarma sobre la problemática, hay estudios que la enfocan como una cuestión a resolver ya que según relevamientos nacionales indican que el 80% de los donantes de órganos en el país son pobres o pertenecen a sectores vulnerables, mientras que el 80% de los receptores corresponde a clases pudientes. Estos datos tan discordantes generan en los especialistas la necesidad de focalizarse en la búsqueda de una solución puntual. 

“Agradecemos al monseñor Marcelo Sánchez Orondo por darnos la posibilidad de participar de este encuentro tan importante en vista de la agenda que deben enfrentar los gobiernos del mundo en los próximos años”, indicó el diputado Arrieta.

“Hemos participado de una conferencia que nos ha permitido tomar el primer contacto con temas sensibles que van a formar parte de la agenda de la salud pública argentina. Debemos estar preparados para evitar que este flagelo que ha llegado a varios lugares del mundo pueda encontrar terreno fértil en nuestro país”, señaló la mandataria Fassi.

Esta conferencia en la Santa Sede se produjo en la víspera de la audiencia pública que Arrieta y Fassi mantendrán mañana, miércoles, durante el paseo del papa Fransico por la plaza de San Pedro.

INFOCAÑUELAS

Comentarios de los lectores