| POLICIALES

Cuatro autos y dos camiones chocaron en cadena

Ocurrió en la ruta 205, cerca del barrio El Taladro. Un camionero se habría dormido originando el siniestro. Dos heridos. Galería de fotos.

Un choque múltiple que tuvo como saldo dos personas heridas ocurrió el viernes 24 de febrero a las 8.10 en el kilómetro 72 de la ruta 205, a medio camino entre el barrio El Taladro y el cementerio municipal de Cañuelas.

El siniestro sucedió en una recta, en momentos en que había una ligera bruma. Según voceros policiales, un camionero se durmió e invadió el carril contrario lo que originó el choque en cadena de seis vehículos que circulaban en ambos sentidos.

De Lobos a Cañuelas iban en el siguiente orden:

• Un camión Renault 380 patente JWI 661 cargado con garrafas de la empresa Transporte Bevilacqua, al mando de Carlos Ortiz, domiciliado en calle Pampa Central Nro. 362 de Bahía Blanca. Lo acompañaba Fernando Sejas.

• Un VolksWagen Polo matrícula HXU 861 conducido por Javier Diorio Gnisci, de 41 años, de Lobos, con un acompañante. Ambos son empleados de Transener.

• Un Chevrolet Meriva conducida por Pablo De Beitía, de 46 años, domicliado en Carboner 275 de Lobos. Viajaba solo.

De Cañuelas a Lobos se desplazaban en el siguiente orden:

• Un camion Ford Cargo matrícula IUD 527 conducido por Fabián Cárdenas, de 41 años, domiciliado en Pringles 66 de Pigüé. Circulaba vacío con un acompañante mayor de edad.

• Un Ford Fiesta Max patente JSQ 536 al mando de Jorge Andrés Ripamonti, de 47 años, domiciliado en Vidt 695 de la localidad de Merlo; acompañado por su hermano Gustavo.

• Una Renault Express roja patenta BBA 539 conducida por Gabriel Miranda Bernal, paraguayo, de 39 años, domiciliado en Uruguay 1068 de Ezeiza. Viajaba solo.

De acuerdo a los primeros testimonios recogidos por los efectivos policiales, el conductor del camión garrafero se habría quedado dormido, cruzándose de carril y embistiendo al camión Ford Cargo en el lateral izquierdo. 

Luego de este primer impacto los demás vehículos fueron frenando en forma brusca y rozando con los camiones, a excepción de la Chevrolet Meriva, que sin tomar contacto con los demás rodados se despistó y terminó en el zanjón lateral.

A pesar de la gran cantidad de vehículos involucrados, sólo dos personas sufrieron lesiones leves: el conductor del camión de garrafas tuvo algunas escoriaciones al igual que Gustavo Ripamonti, el acompañante del Ford Fiesta.

 


El camión garrafero de Bahía Blanca que chocó en primer lugar.

 

INFOCAÑUELAS

 

Comentarios de los lectores