| DEPORTES

Cangini participó en el Gran Premio Argentino de Baquets

Con su Chevrolet 1947 el médico cañuelense disputó la carrera regularidad que se desarrolló a lo largo de 1900 kilómetros por la comarca andina. Fotogalería.

El cirujano plástico Claudio Cangini y su copiloto Vanina Presta participaron en el “7° Gran Premio Argentino de Baquets, Domingo Bucci" (GPAB) realizado del 28 de octubre y 4 de noviembre por rutas de las provincias de Neuquén, Chubut y Río Negro.

Se trata de una competencia turística anual de carácter internacional organizada por el Club Amigos de Automóviles Antiguos (CAdeAA) con el objetivo de recordar el espíritu de los primeros grandes premios del automovilismo argentino.

La prueba está dirigida exclusivamente a baquets, que son autos estándar con cualquier tipo de carrocería a los que se les quitaba todo lo innecesario (paragolpes, guardabarros, carrocería, etc.) con el fin de mejorar su relación peso/potencia, buscando obtener mayor velocidad. Se angostaba el chasis de modo que cupieran sólo dos asientos lo más juntos posible, se colocaba un tanque de combustible detrás y se le proveía de un par de ruedas de auxilio. Fueron los primeros autos de carrera que tripularon piloto y copiloto.

Cangini se sumó a la prueba con su Chevrolet 1947 "Cañuelita" representando a la Asociación de Vehículos Antiguos de Cañuelas (AVAC). Por primera vez un socios de la institución participó en un gran premio nacional.

Un total de 46 autos de Argentina, Suiza y Alemania se sumaron al evento de velocidad controlada, con controles de paso y sello. Más allá de lo deportivo el propósito del GPAB es promover la colaboración y el compañerismo mutuo entre pilotos.

Con un recorrido total de 1.900 kilómetros, la competencia estuvo dividida en seis etapas. La largada se realizó en Cipolletti, luego de un control técnico y verificación, y el arribo tuvo lugar en Bariloche con escalas en Plaza Huincul, San Martín de los Andes, Villa la Angostura, El Bolsón y Esquel.

 

 

"Fue una prueba muy exigente para los pilotos y los autos. Hacíamos alrededor de 350 kilómetros diarios, todo por caminos de ripio, con muchos cortes y serruchos. Tuvimos días de lluvia, de nieve y de granizo... Arrancábamos a las 8 de la mañana y parábamos dos horas para comer y descansar" relató Cangini a InfoCañuelas.

"Todas las jornadas se vivieron con mucha camaradería, todo el mundo paraba a ayudar cuando se rompía algo, porque el principal objetivo era que todos los autos llegaran a la meta y disfrutar el paisaje", añadió.

Además, detalló que el paso de la caravana despertó muchísimo interés en los pequeños pueblos de montaña. "En cada lugar nos esperaba la gente, muy entusiasmada de ver autos que no son frecuentes. Los nenes hacían cola para subir, así que en todos los pueblos dábamos algunas vueltas para pasear a los chiquitos en nuestras máquinas", añadió.

Durante todo el itinerario los pilotos contaron con la asistencia de seis camionetas con tráiler de auxilio con 12 mecánicos, dos ambulancias y seis camiones mosquito.

Ante la buena experiencia vivida, Cangini ya se prepara para disputar el gran premio 2018, que tendrá lugar entre Córdoba y Salta. Dado que la geografía será distinta, deberá hacer algunas modificaciones en la baquet para evitar el calentamiento del motor.

 

 

INFOCAÑUELAS

Comentarios de los lectores